sábado, 5 de mayo de 2012

EL MISTERIOSO ASESINATO DE NAPOLEÓN.

El asesinato de Napoleón es una fascinante mezcla de historia, misterio y medicina forense.
Cuenta dos historias interrelacionadas: el ultimo año de la vida de Napoleón en la isla de Santa Helena entre 1820 y 1821; y la investigación científica y detectivesca a nivel mundial desde 1955 hasta nuestros días, para descubrir los secretos de la misteriosa muerte de Napoleón en esa isla remota.
Se trata de un documental muy cinematográfico, con énfasis sobre el guión visual.
Aunque hay entrevistas con expertos y una narración, son las imágenes dramatizadas, frecuentemente utilizadas, las que cuentan la historia.
La música no solo marca el ritmo y el ánimo de cada escena sino que también crea un impacto emocional. Napoleón sera presentado coma un ser de caracter complejo, intrigante y con un tragico final.


El Misterio del asesinato de Napoleón. by Jesús Delafrontera            
                                                                                           
¿Napoleón murió envenenado?
 Napoleón I en Santa Helena, 1821
Napoleón Bonaparte murió envenenado con arsénico, aseguró un equipo internacional de científicos al presentar un estudio en París que confirma el viejo temor ya expresado en el siglo XIX por el mayordomo del ex-emperador.
Los exhaustivos análisis efectuados por esos toxicólogos para la Sociedad Napoleónica Internacional, rebaten la otra tesis sobre la muerte de Napoleón I y que reza en gran parte de los diccionarios franceses:
"Napoleón Bonaparte murió en 1821 en la Isla de Santa Elena probablemente de un cáncer de estómago".
La posibilidad de que Napoleón Bonaparte falleciera de esa enfermedad, la misma que padeció su padre, ya había sembrado serías dudas entre sus contemporáneos, según los cuales el ex emperador conservó sus "grasas" hasta el último día de vida en el exilio.
Su mayordomo fue el primero en creer y en dejar constancia en sus memorias que el hombre al que servía fue envenenado.
A su testimonio, siguieron más tarde otras opiniones científicas similares.
Los resultados presentados en la capital francesa recientemente, en vísperas de la celebración del 179 aniversario de la muerte del ex emperador, revelan además que la salud de Napoleón se agravó por la ingestión combinada de arsénico y laxantes.

ANALIZARON UN MECHON DE SU CABELLERA 

Mechón de cabellos de Napoleón
Llegaron a esa conclusión tras analizar un mechón que procedía de la cabellera del artífice de la Gran Armada, con la meta fallida de conquistar Gran Bretaña y que fue conservado tras su muerte por motivos aún desconocidos.
El doctor canadiense Ben Weider, que preside la Sociedad Napoleónica Internacional, y defiende la tesis del asesinato del emperador, confió la investigación al Laboratorio de la Policía Criminal del FBI y al Laboratorio Nuclear de Harwell de Londres.
Después de que las pruebas de ADN autentificasen que el cabello era realmente de Napoleón, el FBI señaló que "las muestras (...) del pelo analizadas contienen cantidades de arsénico lo suficientemente importantes como para haber provocado un envenenamiento", indicó el diario France Soir.              
El laboratorio británico, por su parte, dictaminó que el veneno no fue utilizado tras la muerte para conservar el pelo de Napoleón ni fue inhalado por el emperador en sus dependencias, decoradas con cuadros pintados con un derivado del arsénico, sino que la sustancia había sido ingerida.
Estos datos científicos fueron después verificados por el Laboratorio de Toxicología de la Prefectura de Policía de París, que confirmó los anteriores análisis (FBI y Londres) y llegó incluso a establecer las crisis más agudas sufridas por el esposo de Josefina Tasher (viuda del general de Beauharnais).

¡INUSUAL CONSERVACIÓN DEL CADÁVER!
Los restos de Napoleón, 1840


Según algunos historiadores, el doctor Antomarchi que practicó la autopsia al cadáver de Napoleón, había señalado que el estómago estaba en perfecto estado y su mayordomo en Santa Elena describió cuidadosamente "todos los síntomas de un envenenamiento".
El Conde Charles-Tristan de Montholon-Sémonville (1783-1853)
El Conde de Montholon, representante de Luis XVIII en Santa Elena, informó al rey que ninguno de los cinco médicos presentes en la isla pudo descifrar la causa del fallecimiento de Napoleón.
La única apertura de la tumba del ex emperador efectuada 20 años después de su muerte el 15 de octubre de 1840, dejó perplejos a los científicos de la época porque, a diferencia de su consumida vestimenta, el cuerpo estaba casi intacto.
Los estudiosos apuntan que esa inusual conservación del cadáver se debió precisamente a la ingestión por parte de Napoleón de una dosis de arsénico.
Entre los interrogantes a los que ahora se enfrentan los historiadores, destaca el de quién pudo asesinar al ex emperador, aunque tampoco puede destacarse, de momento, que Napoleón se suicidase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario