martes, 21 de enero de 2014

EL MANUSCRITO CODEX GIGAS, LA BIBLIA DEL DIABLO.

El Codex Gigas (en latín significa "libro grande"), también conocido como Códice Gigas, Códice del Diablo o Códice de Satanás, es un antiguo manuscrito medieval en pergamino creado a principios del siglo XIII y escrito en latín presuntamente por el monje Herman el Recluso del monasterio de Podlažice (en Chrudim, centro de la actual República Checa).
Fue considerado en su época como la "octava maravilla del mundo" debido a su impresionante tamaño (92 × 50,5 × 22 cm, el manuscrito medieval más grande conocido), su grosor de 624 páginas y su peso de 75 kg.
Está iluminado con tintas roja, azul, amarilla, verde y oro, tanto en mayúsculas capitales como en otras páginas, en las que la miniatura puede ocupar la página completa.
Se encuentra en un excelente estado de conservación.


El Codex Gigas La Biblia del Diablo. by Jesús Delafrontera

El Codex contiene la Biblia (la versión de la Vulgata, excepto los Hechos de los Apóstoles y el Apocalipsis, que provienen de una versión anterior), el texto completo de la Chronica Boemorum (Crónica checa) de Cosmas de Praga, curas medicinales, encantamientos mágicos, dos trabajos del historiador judío Flavio Josefo (las Antigüedades judías y La guerra de los judíos), las Etimologías del arzobispo San Isidoro de Sevilla, varios tratados sobre medicina del médico Constantino el Africano, un calendario, una lista necrológica de personas fallecidas y otros textos.
Tal combinación de textos no existe en ninguna otra parte, calificado por Christopher de Hamel, profesor de la Universidad de Cambridge como "un objeto de lo más peculiar, extraño, fascinante, raro e inexplicable". Es de un precio incalculable, ha sido robado gran cantidad de veces y fue guardado en secreto por un emperador del Sacro Imperio Germano.
Según cuenta la leyenda de este antiguo libro, en un monasterio de Podlazice - República Checa, un monje copista había sido condenado a morir emparedado porque había cometido un grave pecado.
El monje decidió redimirse ante sus compañeros escribiendo todo el texto de la Biblia en una sola noche.
Según contaban, para lograr aquella casi imposible promesa, pidió ayuda al demonio.
La obra y lo registrado en la página central de la misma, son la prueba de aquel pacto.
En la mitad del Códex Gigas se encuentra la figura del diablo, algo extrañísimo en libros de este tipo que lo último que tendrían sería esa imagen.
En ninguna otra Biblia del mundo existe ningún retrato del diablo.

Desde que fuera creado, ha inspirado mucho temor y a la vez, el deseo de poseerlo por todos, ya que tenerlo era poseer en parte mucho poder.
No se sabe con certeza, pero se cree que fue en 1230 cuando este libro fue terminado.
Tampoco se sabe si sólo fue aquel monje el que lo escribiera o lo siguieron otros, pero siendo un libro tan extraordinariamente grande y con tantas páginas, es asombroso el hecho de pensar que aquel monje lo pudiera escribir, lo que hace que la leyenda de aquel pacto con el diablo cobre más fuerza.
Aquel monje imploraba por su vida en una celda fría del monasterio.
Estos monjes son más conocidos como los "monjes negros", porque sus túnicas simbolizan la muerte terrenal.
Ellos toman votos de pobreza, obediencia y castidad, sacrificios físicos, ayuno y autoflagelación entre otros.
Sin embargo, los débiles suelen caer en la envidia, avaricia o desviación sexual, por lo que los castigos para ellos son extremos.

Tinta creada a base de insectos.
En una sala de ese monasterio, los monjes mayores deciden si el monje pecador es asesinado o no y en el caso de este monje, le esperaba una amarga y lenta agonía antes de morir, sería emparedado.
Su promesa es casi imposible, escribir ese gran libro en una sola noche con la Biblia y toda la sabiduría humana que pudiera contar.
Con esta propuesta, los monjes mayores deciden acordar con el monje que si el libro era entregado al amanecer, evitaría el ser emparedado.
Comienza a escribir las páginas de aquel gran libro, pero las horas pasan y a medianoche ve su muerte más y más cerca, piensa que es inevitable y que sufrirá esa muerte tan agónica.
Su desesperación lo lleva a pedirle ayuda al arcángel caído, Satanás, que atendió a sus súplicas y según cuenta la leyenda, al igual que los evangelios fueron guiados por Dios, el Codex Gigas, sería guiado por el Diablo.
El libro ha sido investigado y al parecer, fue realizado por un solo autor y está escrito con tinta de animales de principio a fin.


¿Cómo pudo escribirlo? 
El Codex se haría muy famoso y al parecer, el monasterio que lo poseía padecía al igual que toda la población, una epidemia que lo estaba arrasando todo, además de que en aquella época la población estaba aterrorizada por tantos desastres naturales y otras enfermedades mortales, además de muchos problemas.
La orden del monasterio decide venderlo a otra orden monástica para solventar algunos gastos.
Poseer aquel libro representaba poder, honor, prestigio, era todo un logro tenerlo.
El libro pasaría de los "monjes negros" a los "monjes blancos" y es así como viaja a la República Checa, a las afueras de Praga.
Estos monjes blancos colocan el Codex en un lugar de honor cerca de un cementerio, pero al poco tiempo el monasterio también cae en la banca rota y se ordena que el libro sea devuelto a su lugar original.
Poco tiempo después la peste bubónica hace su aparición entre la población, muriendo más de 30.000 personas.
Rodolfo II.
La iglesia poseedora del codex pasó a ser entonces la que tiene la fosa común más grande del mundo, incluso posee varias esculturas de huesos humanos.
Rodolfo II, príncipe heredero de la corona de Austria, esperaba el horóscopo real del maestro adivino Miguel de Nostradama, el famoso Nostradamus.
Era el año 1565 y Nostradamus predice la muerte del padre de Rodolfo y el ascenso de este a la corona para convertirse en el emperador del sacro imperio romano, desde aquel momento el monarca comenzaría a obsesionarse con todo lo oculto y como no podía ser menos, también comenzaría su codicia por el Codex, concediendo favores a los dueños del libro.
Finalmente su estrategia le funciona y adquiere el Codex Gigas, contratando a varias personas para que le interpretaran todos los pasajes y la famosa foto del diablo.
Rodolfo era muy débil desde su niñez, muy melancólico, frágil.

A pesar de que el Codex era un gran logro para cualquier líder y aunque estaba orgulloso de lo que había conseguido, su suerte comenzaría a cambiar de inmediato, empeorando drásticamente.
Se volvió errático, antisocial y paranoico, quedándose encerrado en su castillo.
Su reino, lejos de prosperar, comienza a quebrarse, perdiendo a todos sus seguidores.
Su suerte cambia tanto, que su propia familia lo despoja del poder y finalmente muere solo, sin herederos.
El reino cae en manos enemigas y los suecos roban el Codex Gigas.
Lo llevaron a Suecia y allí permaneció hasta 2008, que fue pedido por el gobierno checo a Suecia a cambio de 10 millones de dólares para ser expuesto temporalmente en el Clementinum, que es un antiguo colegio jesuita situado en el corazón de Praga.
Allí lo han podido ver estudiosos, investigadores y muchos turistas.
Pero ocurrieron más cosas en el trayecto del libro hacia Suecia. Los soldados guardaron el gigantesco libro en un baúl y emprendieron su regreso a Estocolmo, sin saber la mayoría de ellos lo que llevaban y el valor que tenía.
Algunos soldados conocían algo sobre el Codex, habían escuchado que era una Biblia siniestra tocada por el mal y escrita por el Diablo, pero otros no creían nada, tan sólo formaba parte del gran botín que habían conseguido.
Pensaron en regalar el Codex Gigas a su monarca, que era una mujer aunque había hecho el juramento como un hombre, que era el deseo de su padre.
Aquellos oficiales esperaban que su reina se sintiera satisfecha con aquella entrega.
Cuando recibió el Codex Gigas, hizo que lo guardaran en la biblioteca del castillo, siendo incluido como el primero de los más valiosos manuscritos confiscados, aunque tampoco lo tendría por mucho tiempo, también cambiaría la suerte en aquel castillo y la familia.

No había pasado una década, y la monarca ya había desistido del trono, convirtiéndose al catolicismo y esperando ser exiliada a Roma.
Hizo las maletas con las posesiones más valiosas que tenía, incluyendo las biblias, pero no se llevó el Codex, que se quedaría en aquel castillo.
En 1697, casi a los 50 años, dentro del castillo Real yacía el cuerpo del fallecido Carlos XI, era un viernes 7 de mayo.
Sin explicación posible, el castillo explota en llamas y la familia al completo huye presa del pánico.
Los trabajadores intentaron salvar cosas del castillo y en aquella ocasión, un sirviente cogió el Codex Gigas, salvándolo de las llamas.
A consecuencia de aquel incendio, los investigadores creen que es por esa razón por la que las letras tienen como sombras que parecen quemaduras, así como evidencias de tinta derretida.
La cubierta también se encuentra quemada, los extremos están rotos y aunque las evidencias no son claras en ninguna parte del libro, la sombra sigue un patrón regular y sólo aparece en las páginas cercanas a Satanás.
Algunos investigadores han calculado el tiempo que una persona hubiera tardado en escribirlo, primero hicieron los cálculos por línea, después por página y finalmente por el libro entero, haciendo la letra exactamente igual que la del libro.

El experto tardó 20 segundos por línea sin parar, una columna en 30 minutos y una página en 1 hora, siendo el cálculo total de 5 años.
Pero esos años teniendo todo el tiempo del mundo, algo que los monjes no tenían, ya que el día lo tenían completamente ocupado con tareas y muy pocas horas para escribir.
No obstante, incluyendo los detalles de las letras y el dibujo del diablo, es imposible (según los expertos) hacerlo en menos de 20 años.
También hay otros misterios en este manuscrito y otras hipótesis.
Creen que otra de ellas podría ser que lo hiciera un monje que se intentaba hacer un exorcismo, porque en la página número 290, se encuentran los conjuros para curar enfermedades peligrosas, explicando que para llevar a cabo un ritual, el sacerdote se para enfrente del enfermo y hace la señal de la cruz, se atreve a llamar al mal por su nombre, llamando a los demonios por sus nombres en latín, ordena a la maldad para que se salga de un cuerpo de Dios.

Hermann el recluso.
Por otro lado en las investigaciones pueden haber encontrado algo que cambiaría la leyenda del mal sobre el Codex, quedando nulo el hecho de que aquel monje pudiera haber sido emparedado, es la palabra "inclusus", que se ha interpretado durante muchos años como "emparedado vivo" y que su verdadero significado está más cercano a "recluso".
Puede ser que este impresionante libro lo escribiera un monje solitario que se encontrara solo en una celda, alejándose del mundo.
Parece ser que aquel monje que concluyó la Biblia del Diablo pudiera haberse encontrado en una búsqueda de la iluminación, creando este trabajo motivado por el honor y el bien, nunca por el mal.
Es por esta razón por la que quizás su redención final sería opuesta al mal, un dibujo del Reino del Cielo, plasmando el enfrentamiento entre el bien y el mal en todas las páginas del Codex. Puede ser que aquel monje pidiera que lo encerraran por propia voluntad y así escribir esta Biblia con todo su conocimiento humano o el que había en el momento para toda la humanidad.
Es posible que nunca se conozca ni al autor ni las razones que lo llevaron a escribir este libro, lo que sí que se consiguió es glorificar a su monasterio por toda la eternidad y que el "Código del Diablo" siga permaneciendo entre nosotros con ese halo de misterio y asombro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario