martes, 18 de marzo de 2014

EL CASO OVNI DE RUWA, ZIMBABWE, 62 NIÑOS FUERON TESTIGOS DE LO INSÓLITO.

El 16 de septiembre de 1994, alrededor de las 10:15 horas, durante el recreo matinal de un día más en la Escuela Ariel, en la ciudad de Ruwa, a las afueras de Harare, Zimbabwe, más de sesenta niños fueron testigos de un sorprendente episodio ovni que incluye la presencia de humanoides.
¿Qué pensarían si 62 niños volvieran un día a sus casas completamente alterados, por algo que les ha sucedido en la escuela?
¿Qué pensarían si esos 62 niños relataran, con el semblante serio y temblando de inquietud, la misma experiencia: 
que han sido testigos del descenso de una nave y la aparición de seres no-humanos junto a ellos?


Caso Ruwa, incidente ovni -- Ruwa UFO aliens Case - English subtitles. by Jesús Delafrontera

Cynthia Hind.
Investigación redactado por Cynthia Hind:
El viernes 16 de septiembre, aproximadamente a las 10:15, 62 niños de la escuela Ariel, una escuela privada de primaria en Ruwa (a unos 20 km de Harare).
Los niños estaban en su lugar de juegos, durante el recreo de media mañana.
De repente, vieron tres bolas plateadas en el cielo, por encima de la escuela.
Éstas desaparecieron en un destello de luz y luego reaparecieron en otro lugar.
Esto sucedió tres veces y luego comenzaron a descender hacia la escuela y una de ellas aterrizó (o permaneció suspendida) a lo largo de una accidentada sección de terreno formada por árboles, arbustos espinosos y cierta hierba marrón cortada, con brotes de bambú que se asomaban desde tierra.
Los niños están autorizados para ir a esa zona, a pesar de que se encuentra junto a su campo de juego, el cual no está cercado, puesto que hay serpientes y arañas, además de otras criaturas peligrosas.

Uno rápidamente puede desaparecer de la vista al caminar por aquí, y sólo hay un difícil camino utilizado por lo tractores en un intento de limpiar el área.
Hay una línea de postes de electricidad y, de acuerdo a un niño, el objeto sobrevoló a lo largo de esta línea antes de aterrizar.
También hay cierta controversia en cuanto a si el objeto aterrizó en el suelo o si se mantuvieron por encima de él.
El martes 20 de septiembre fui a la escuela con un reportero de la BBC y su equipo de televisión, así como mi hijo y Gunter Hofer, uun joven que construye su propio equipo eléctrico, es decir, un contador Geiger, un detector de metales y un magnetómetro, para tratar de ver si el objeto habría dejado algún rastro tras de sí.

El director de la escuela, el Sr. Colin Mackie, quien fue muy cooperativo, y, a pesar de que nunca había estado involucrado con ovnis o que fuera un creyente en ellos, dijo que creía que los niños habían visto lo que dijeron que habían visto.
Tuve oportunidad de entrevistar a unos 10 o 12 niños de los más grandes y esto fue grabado para la televisión de la BBC.
Un testigo, Barry D., dijo que había visto tres objetos volando, con luces rojas intermitentes.
Desaparecieron y reaparecieron casi de inmediato, pero en otro lugar.
Esto ocurrió unas tres veces.


Entonces, se acercaron y aterrizaron cerca de algunas heveas; Barry dijo que el principal (objeto) era del tamaño de la uña de su pulgar sosteniendo el brazo extendido.

Los informes fueron similares a pesar de que algunos niños estaban más atentos que otros.
El consenso de opinión era que un objeto aterrizó en la zona donde se indica, a unos 100 metros de donde estaban al borde del patio de la escuela.
Entonces, un hombre pequeño (aproximadamente de 1 metro de altura) apareció en la parte superior del objeto.
Caminó un poco por el hostil suelo, se dio cuenta de que los niños estaban ahí y desapareció.
Él, o alguien muy parecido a él, apareció luego en la parte posterior del objeto.
El objeto despegó rápidamente y desapareció.
El pequeño hombre estaba vestido con un traje negro ajustado que era "brillante" de acuerdo con una niña testigo (11 años de edad).
Tenía un cuello largo y grandes ojos grandes como balones de rugby.
Tenía la cara pálida y el pelo negro, llegándole hasta los hombros.

Le sugerí al Sr. Mackie, antes de visitar la escuela y antes de que los niños fueran entrevistados, que dejara que los niños dibujasen lo que habían visto, por lo cual ahora cuenta con alrededor de 30 o 40 dibujos, algunos de los cuales son muy explícitos y claros, aunque algunos son más bien vagos.
Las edades de los niños varían desde 5 o 6 a 12 años.
Tengo fotocopias de los dibujos más claros que el Sr. Mackie amablemente me permitió hojear de entre las fotos y elegir aquéllas que quería.
La mayoría de las descripciones son similares, pero algunas de las naves son muy obviamente "platillos voladores" y me pregunto cuántos de estos niños han tenido acceso a los medios de comunicación.
Otros son rudimentarios, pero más o menos en la forma de platillo.

Los niños varían en culturas: hay niños negros, blancos, de color y asiáticos.
Una niña me dijo:
"Juro por cada pelo de mi cabeza y la Biblia entera de que estoy diciendo la verdad".
Pude ver el placer en su cara cuando le dije que le creía.
Los niños más pequeños de 5 a 7 años se asustaron mucho en el momento y corrieron gritando "¡Ayúdennos, ayúdennos!".
Cuando los niños mayores les preguntaron por qué estaban diciendo eso, la respuesta fue:
"Él va a venir a comernos".

Yo diría que esto se aplica más a los niños negros africanos que conocen leyendas de tokoloshies comiéndose a los niños.
Sus profesores estaban en una reunión y no salieron.
Cuando le pregunté al director acerca de esto, dijo que los niños siempre gritaban y gritaban durante su tiempo de juego y nadie pensaba que algo raro pasaba.
El único otro adulto disponible en ese momento era una de las madres que trabaja en la tienda de golosinas.
Cuando los niños llegaron a llamarla, ella no les creyó y no salió: ella no estaba dispuesta a dejar la tienda de golosinas con toda la comida y el dinero.



Gunter y los hombres examinaron minuciosamente el suelo alrededor de donde los niños habían visto el objeto, pero no pudo obtener ninguna reacción en el contador Geiger ni en ningún otro equipo.
Si el objeto flotaba, quizás nada se manifestaría.
Caminé, por mi cuenta, a lo largo de las torres de alta tensión hasta bastante lejos, encerrada entre arbustos espinosos, pisoteando despreocupadamente los agujeros de serpiente y descartando toda cautela.
No encontré un lugar donde un objeto pudo haber aterrizado y presionado el follaje.
De hecho, yo creo que los tocones de bambú habrían sido un impedimento.
El día era caluroso, alrededor de 33° C (91F).....




JOHN MACK ENTREVISTA A LOS PEQUEÑOS TESTIGOS:
El Dr. John Mack visitó Zimbabwe en el momento del evento, y pasó dos días en la Escuela Ariel con los niños.
También habló con el director, Colin Mackie, los profesores y algunos de los padres.
John y su colega investigadora, Dominique Callimanopulos, lograron contactar a los padres y maestros, y convencerlos de que aunque no le creyeran a los niños, era contraproducente acusarlos de mentir.
Escúchenlos y piensen en lo que estaban contando, aconsejó.
Su particular interés en la psiquiatría infantil fue de gran ayuda durante los interrogatorios y muchos recuerdos ocultos antiguos salieron a la luz.


JOHN E MACK ENTREVISTA A NIÑOS ABDUCIDOS. by Jesús Delafrontera

El caso de la escuela Ariel de Zimbabwe es sin lugar a dudas uno de los casos más increíbles y extraños relacionados con el fenómeno ovni.
Algunos dirán por supuesto que el hecho de que los testigos sean niños le quita fuerza a los testimonios, debido a que simplemente, pueden haber “imaginado” ese tipo de cosas o fácilmente confundir algún otro tipo de artefacto o nave, con algo sobrenatural.
Sin embargo el hecho de que los niños hayan sido decenas, y que todos ellos hayan dibujado y testimoniado lo mismo resulta inquietante.
Además hay elementos en tomar en cuenta como es el caso de Elsa y el mensaje que recibió.
Cierto es que quizá haya recibido aquel mensaje en su propia escuela por parte de algún profesor, sin embargo, ella sostiene que esa idea del “fin del mundo” por el maltrato que el hombre le da a la naturaleza, le surgió momentos después de su experiencia y que se le fue entregado por aquel “hombre” a través de la mirada.
Por otro lado los niños de aquella experiencia, hoy en edad adulta, siguen sosteniendo su versión y señalan que lo que vivieron fue absolutamente real.

Si queréis ver el documental completo "clic":
ABDUCCIONES EXTRATERRESTRE POR JOHN E MACK.

No hay comentarios:

Publicar un comentario