miércoles, 6 de mayo de 2015

LOS PIGMEOS, LOS "LILIPUTIENSES" DEL MUNDO REAL.

Pigmeo (del griego πυγμαιος, pygmaios, "de pequeño tamaño") es el término usado para referirse a una serie de grupos humanos cazadores-recolectores que viven en selvas ecuatoriales africanas y que se caracterizan por su baja estatura: los hombres miden menos de 1,5 metros de media.
Los pigmeos se encuentran situados en el centro de África (región del Congo).
A veces se llama también pigmeos a los aborígenes de menor talla del sureste de Asia y otras regiones. Los grupos más estudiados son los mbuti de la selva de Ituri en la República Democrática del Congo, que fueron el tema de un estudio de Colin Turnbull (The Forest People, 1962).
Entre los demás grupos africanos están los aka, baka, binga, efé, gok y twa.
Mucho antes de la llegada de los pueblos negros bantúes hacia el año 1000 a.C., en lo más profundo de los bosques ecuatoriales, vivían los primeros habitantes del continente africano: los pigmeos.
Siempre fueron nómadas selváticos.
No conocieron otro mundo fuera de la jungla.
Es unos de los pueblos más longevos del mundo gracias a la farmacopea de la selva.
Actualmente, unos 5000 pigmeos viven como hace miles de años.
Su mundo se acaba por la tala indiscriminada.
Una de esas palabras es el nombre del espíritu de la selva, Jengi.


Pigmeos, Otros pueblos. by Jesús Delafrontera

Los pigmeos viven en una amplia zona que rodea el oeste de África, desde Camerún a Burundi, pasando por los dos Congos, Gabón y la República Centroafricana.
Si en Camerún se han vuelto sedentarios, en el norte de El Congo, en cambio, viven como sus ancestros.
Y sólo de vez en cuando aceptan compartir su tiempo con los visitantes.
La búsqueda constante de animales y vegetales de los que se alimentan guía sus incesantes migraciones, porque desconocen el comercio.
La suya es una existencia libre, siempre en movimiento, guiada por la naturaleza y sus ofrendas.
Se cree que los pigmeos son los primeros pobladores de muchas de las zonas que hoy habitan y de otras de las que fueron expulsados por la presión de otros pueblos.

Aunque son escasos los estudios realizados se cree que vienen ocupando algunos de los territorios boscosos donde hoy viven durante varios miles de años.
Los pigmeos son conocidos por su tamaño pequeño.
De hecho, su nombre, " Pigmeo," se deriva de la palabra griega, pyme que significa "pequeño en altura.".
Se suele destacar el carácter pacífico de estos grupos y su gran capacidad para camuflarse en el bosque en el que viven perfectamente adaptados.
Viven normalmente de la caza y la recolección de frutos, aunque algunos alternan estas actividades con el cultivo de pequeños terrenos en medio del bosque.
La mayoría de los grupos de pigmeos mantienen relaciones de dependencia e intercambio con los habitantes de los alrededores por lo que suelen hablar como segundo idioma, y a veces como primero, la lengua de sus vecinos.

Cazan antílopes, facoceros, hipopótamos, y elefantes, casi siempre con medios primitivos de caza.
El único animal doméstico que mantienen es el perro.
Intercambian los productos de la caza y la recolección (miel sobre todo) por maíz, sal, ropa y herramientas.
Mientras los hombres cazan, las mujeres se ocupan de la recolección de frutas silvestres, raíces, insectos, lagartos, y marisco.
Sin embargo, durante los últimos treinta años, muchas poblaciones Aka (Camerún), Mbuti (Congo-Kinshasa), Bagyeli (Camerún), Twa (Burundi, Congo-Kin.) y otras, se han quedado sin sus recursos tradicionales de subsistencia o están gravemente amenazadas por la expulsión de sus tierras tras la creación de parques nacionales, la presión de las empresas madereras, industrias mineras (coltan, ...)


La estatura humana es variable.
Sin tener en cuenta los trastornos patológicos que conducen al enanismo o al gigantismo, un hombre sano puede medir menos de 1,50 metros, como es el caso de los pigmeos, hasta los 2,15 de algunos jugadores de baloncesto.
Para los científicos, la pequeña estatura de los pigmeos del África Occidental, en Camerún, ha sido siempre un misterio, pero una nueva investigación de la Universidad de Pennsylvania (EE.UU.) ha conseguido encontrar los genes por los que un varón adulto de este grupo humano no alcanza ni siquiera el metro y medio.

El estudio, que aparece publicado en PLoS Genetics, señala que estos genes están relacionados con la temprana madurez reproductiva, una ventaja importante para los pigmeos, ya que su esperanza de vida es muy corta y oscila entre los 15 y 24 años.
África es considerada la cuna del ser humano moderno hace 200.000 años, y la fuente de nuestra dispersión por el mundo en los últimos 100.000 años.
Las poblaciones humanas que viven allí muestran los más altos niveles de diversidad genética del mundo.
Los investigadores estudiaron grupos de pigmeos cazadores-recolectores que viven en los ambientes tropicales de Camerún y que muestran diferencias extremas en estatura.
Son 17 centímetros más pequeños que sus vecinos Bantu y una de las poblaciones más bajitas del planeta.

Son nómadas en grupos de 20 a 40 personas, aunque cada vez más, la dependencia de sus vecinos les ha llevado a la sedentarización que la llevan a cabo viviendo cerca de los caminos utilizados por otras poblaciones.
A que vivan en el interior de los bosques, donde a penas llega el sol se debe según algunos el cloro claro de su piel.
Un campamento o aldea pigmea típica se compone de casas bajas redondas hechas con ramas clavadas en el suelo por sus extremos que se cruzan en la cúspide y se recubren con hojas.
Generalmente son monógamos aunque existe la poligamia, sobre todo entre los Baka.
Un hombre obtiene a una esposa dando un regalo, o "el precio de la novia," a la familia de la muchacha.
Pero también se practica, especialmente entre los Bambuti, el intercambio de "hermana" como medio de obtener esposa.

La música de estos moradores del bosque difiere considerablemente de la música de sus vecinos.
Aunque los Pigmeos no tienen muchos instrumentos, utilizan tambores, silbatos e instrumentos de cuerda.
En sus cantos utilizan sonidos más que palabras; normalmente hay un solista que es acompañado por los coros que forman el resto con un estilo que puede ser similar al utilizado en el Tirol.
Prácticamente en todos los países, los pigmeos están al margen de los servicios de educación y salud de los gobiernos.
Los pigmeos creen que Tore es el creador del mundo y es el ser supremo.
Él se identifica con el bosque y con todo lo que depende de él.
Ellos sólo llaman Tore durante tiempos de crisis.

Él normalmente es convocado por una explosión de la trompeta que se supone que imita su voz.
Algunos grupos creen que después de crear a los primeros humanos, Tore ya no estaba interesado en los asuntos del mundo, y se retiró al cielo.
Los pigmeos también creen que los "espíritus del bosque" dirigen el alma de los muertos.
Los Efe, en particular, creen que después de que se mueren, su borupi que significa "ritmo" o "la vida," se va lejos del cuerpo llevado por una mosca.
Ellos creen que la mosca los lleva a Tore.
Tambores de agua (Baka) Entrando en un río, con el agua hasta sus cinturas, golpean la superficie del río con las manos.
A menudo, varias mujeres tamborilean juntas, cada mujer con un ritmo diferente que, juntos, crean una melodía.


Pigmeos, La agonía del dios verde. by Jesús Delafrontera

El periodista francés Guy Philippart de Foy, en su libro consagrado a los pigmeos, se sorprende de que no se sepa nada de sus orígenes.
¿De dónde proceden estos pequeños seres humanos de piel clara, cuyos bebés son casi blancos?
Los arqueólogos no saben dónde buscar sus antepasados, nómadas como ellos.
Sólo se sabe que los egipcios los descubrieron 4.500 años antes de Cristo.
En una tumba de la VI dinastía faraónica se puede ver la representación de un enano negroide.
A su lado, figura el nombre de aka, término que todavía hoy sirve para denominar a uno de los más importantes grupos de pigmeos de África ecuatorial.
Más adelante, según cuenta de Foy, "se encuentra su silueta en la proa de los barcos fenicios, en las ánforas griegas y en los mosaicos de Pompeya. 
Estos enanos, designados con la palabra griega pygmaios (de un codo de alto), son mencionados por Homero, Herodoto, el propio Aristóteles, Plinio y Estragón".
En el siglo XIX, los grandes exploradores Savoronan de Brazza y Stanley los dan a conocer al mundo moderno.
En 1923, el Papa Pío XI financia una expedición con el objetivo, naturalmente, de evangelizarlos.
De hecho, los misioneros tenían ya cierta ventaja de partida, porque los pigmeos eran, y son, monoteístas.

Con el fin de buscar los genes responsables de la estatura de los pigmeos, los investigadores realizaron un estudio de asociación del genoma completo, y encontraron varios candidatos prometedores en una región del cromosoma 3.
Se trata de los genes DOCK3 y CISH, ambos vinculados a la variación del tamaño.
El gen CISH también está implicado en la susceptibilidad a sufrir enfermedades infecciosas, un hallazgo potencialmente significativo, ya que los pigmeos viven en un clima tropical, y están expuestos a una gran cantidad de parásitos y otros agentes causantes de enfermedades.
Por último, los investigadores identificaron mutaciones genéticas en los pigmeos, que parecen estar sujetas a la selección natural.
En muchos casos, encontraron que las mutaciones se asociaban con procesos biológicos que gobiernan la activación hormonal reproductiva, tales como la función del sistema inmune, y la regulación hormonal del crecimiento.
"Estos genes son importantes en la reproducción y el metabolismo, lo cual es interesante a la luz de la hipótesis de que la razón de la baja estatura de los pigmeos es que puedan alcanzar la madurez reproductiva de forma temprana".

4 comentarios: